VACACIONES PERMANENTES

La vacación permanente es una filosofía de viaje que consiste en ocultar la temporalidad del viaje. Es decir, viajar sin ser turistas, dedicar el tiempo adecuado para conocer un lugar diferente.

Imaginarse de no estar en la carretera, sino actuar como si fuera un día normal de una vida normal.

 

Decidimos pasar un mes entero en cada lugar, sin estar viajando constantemente. Sin ser los clásicos mochileros, sin visitar las atracciones turísticas más famosas, pero tratando de integrarnos con la gente local y con las costumbres del lugar.

Estas son las vacaciones permanentes: habitar una vida que en el futuro podría ser nuestra.​