BLOG
  • Andrea Rodríguez

¡Adiós Puducherry!


El 14 de febrero, dejamos India y aterrizamos en Sri Lanka.


Este primer mes fue precioso: Tratamos de sumergirnos en la vida de los indios y no siempre fue fácil. Pero eso es parte de lo que se busca en un viaje así. La exploración (empezando por uno mismo y sus límites y extendiéndose a todo lo demás). Puducherry fue elegido principalmente por 4 razones: 1 .Está en el mar 2. Es una ciudad pequeña (para ser India). 600.000 habitantes. 3. Es la ciudad de Sri Aurobindo. 4. Está cerca de Auroville ¿Cómo fué la realidad? Como en cualquier otro lugar, aquí también hay ventajas y desventajas y lo que encontramos no era 100% lo que esperábamos. Nos gusta el mar, su olor, el agua. Nos gusta poder llegar a la playa y caminar, tener este elemento natural como límite de la ciudad. En la ciudad de Puducherry no se puede nadar porque entre la playa y el mar hay rocas artificiales, y las olas siempre tienen fuerza, pero desplazándose al norte y al sur hay playas tranquilas, como la "Paradise Beach", a la que se puede llegar en media hora en coche o en una hora en bicicleta. En esta época del año (enero y febrero) la temperatura es perfecta: siempre hemos estado en camiseta y, a excepción de la hora de máxima temperatura, la brisa del mar hace que la temperatura en la ciudad sea muy agradable.



Sí, es cierto, la ciudad tiene'solo' 600.000 habitantes, pero se pueden sentir los seiscientos mil al salir a la calle. No se caracterizan por su calma, su silencio o su discreción.

La ciudad tiene un corazón colonial francés, la llamada "White town", formada por una red de calles ortogonales adosadas al mar. Muchas villas son preciosas, con un estilo colonial todavía intacto. Los restaurantes son casi todos de buen nivel con un toque francés. El tráfico es bastante tranquilo.

Las calles se cruzan a 90 grados y esto determina un uso continuo de la bocina, ("frenar" es un verbo/acción DESCONOCIDO en India) pero el número total de vehículos es aceptable. Gracias al trabajo en las aceras ya presentadas, esta parte de la ciudad sólo puede mejorar.

Una vez que sales de White Town las cosas cambian y el frenesí toma el control: aunque sea infinitamente más pequeño que Chennai, la sustancia no cambia y es difícil caminar tranquilamente por las calles. No nos malinterpretéis: en un mes nunca hemos estado en peligro o amenazados pero hablamos de contaminación y desorden. De ruido. De caminar en tensión porque hay diferentes mini-amenazas esperando (desde pisar algo asqueroso, a que un Tuk Tuk pase a 1 milímetro de tu mano)



Sri Aurobindo fue un gran filósofo indio, promotor de la independencia de la India sin divisiones (no la liderada por los ingleses sino de la verdadera India unida que incluye Pakistán, Nepal, Sikkim, Bután, Bangladesh, Birmania (Myanmar) y Sri Lanka y que habría evitado el desplazamiento forzado de muchas familias según su religión).

Sri Aurobindo, gracias al apoyo teórico y práctico de Mirra Alfassa, más conocida como La Madre, ha dado lugar a un movimiento que actualmente es mucho mayor de lo que pensábamos: en todo Puducherry hay ashrams, escuelas, tiendas, negocios e investigación, centros médicos, que pertenecen a la gran Sri Aurobindo Society (https://www.aurosociety.org/) reconocida por el gobierno indio como una organización sin ánimo de lucro y un instituto de investigación.

El propósito de Sri Aurobindo Society es "llevar una espiritualidad dinámica a todas sus actividades de vida material, para que los problemas globales puedan encontrar una solución real y los sueños de la humanidad, a través de los siglos, puedan ser realizados".

A diferencia de otros filósofos orientales, Sri Aurobindo estaba convencido de que los dos polos de la existencia (materia y espíritu) coexisten en nosotros en este mundo, y es aquí donde, gracias al desarrollo de la propia conciencia, el hombre puede continuar su evolución y superar el estado actual.

En Puducherry hemos visto hasta qué punto la teoría ha logrado producir realidades respetables, un ejemplo de las cuales es el Centro Internacional de Educación de Sri Aurobindo, al que dedicaremos un artículo específico. También hay una revista italiana titulada Domani (http://www.sriaurobindo.it/).


Park guest house; Nuestro Ashram en Puducherry


Auroville


Auroville fue una más que hermosa sorpresa.

Tras la muerte de Sri Aurobindo, La Madre continuó el trabajo del filósofo con una visión: fundar una ciudad entera dedicada a las ideas de Sri Aurovindo donde sus habitantes pudieran vivir buscando su propia evolución.

Según La Madre en El Sueño, "Debería haber en algún rincón de la Tierra un lugar donde ninguna nación tenga derecho a decir que le pertenece. Un lugar donde todo hombre de buena voluntad, con una aspiración sincera, puede vivir libremente como ciudadano del mundo, obedeciendo una sola autoridad, la de la Verdad Suprema". (Profundizaremos en esto en posts específicos de este paraíso terrenal).



Una breve reflexión:

Dependiendo de la sensibilidad y las necesidades de cada uno se pueden buscar "paraísos personales": mejores servicios, tener una playa más accesible, un clima más suave, un estilo de vida más cercano al tuyo... Digamos que hay lugares para todos los gustos y deseos.

Auroville está por encima de estas consideraciones que se aplican en todas partes pero no aquí. Quien va a Auroville no busca una vida fácil. Busca una vida diferente. De mejora continua. Y no es fácil vivir en una ciudad completamente diferente a todo lo conocido. Hay contradicciones, no es posible aislarse y vivir sin el resto del mundo...

Pero como dicen sus habitantes: "No hay dificultades imposibles de superar, sólo hay grandes desafíos".

Estamos MUY felices de haber elegido este lugar entre nuestros 12 de este viaje simplemente porque Auroville es verdaderamente una ciudad única en su tipo (y explicaremos por qué en detalle).