BLOG
  • Daniele Gennara

Puducherry trabajos en curso​

Desde que estamos en la India, Europa es diferente. Nos sorprende que esté lleno de basura, perros callejeros, olores fuertes, etc., porque nosotros no tenemos nada de eso. Nuestra generación nació y creció en ciudades donde las normas de higiene y la educación de la gente están tan consolidadas que ahora somos conscientes de su importancia sólo cuando estamos en un país donde la norma no está tan estructurada.


Aquí en Puducherry, concretamente en la White Town de Puducherry, estos dos mundos se enfrentan gracias a la construcción de nuevas aceras que se extienden por casi todas las carreteras.

El espacio 'calle' aquí en la India es muy diferente al de Europa: si en nuestro país los vehículos son los dueños de la carretera y los peatones se mueven sólo por las aceras de un punto a otro, aquí en la India la carretera tiene una intensidad social muy fuerte. La gente vende todo tipo de bienes y servicios en las calles (incluyendo corte de pelo y barba), algunos rituales religiosos son celebrados en ella, algunos duermen a la orilla de la calle, muchos se aprovechan de ella para hacer sus necesidades... El resultado es siempre el mismo: la calle se convierte en un intrincado mundo de actividades y en una colección de basura que, con los desagües, la convierte en un lugar insalubre y maloliente.

Si las aceras están bien construídas su limpieza es más sencilla, y lo más importante: Todo lo que ocurre en ellas gana una dignidad humana que de otra manera es difícil de ver.





Los trabajos iniciados aquí en la ciudad son la base de una vida más sana, y su naturaleza es tan fuerte y estable como la piedra utilizada. Incluso para nosotros, simples caminantes, la atmósfera cambia radicalmente: finalmente no tenemos que tener (tanto) cuidado donde ponemos nuestros pies. En este sentido, Puducherry es un ejemplo para todas las ciudades de la India.

Imaginé París antes y después de la obra de Haussmann, o simplemente la ciudad de nuestros bisabuelos a través de las mismas obras de urbanización moderna y la importancia que todos vieron en este progreso.

Una ciudad hermosa, antes de tener edificios hermosos, necesita calles, alcantarillas y plazas eficientes y bien construidas. Todos estos logros ya se han conseguido en nuestras ciudades, pero siempre olvido su importancia.